EE.UU. y México cerraron acuerdo comercial para reemplazar el NAFTA

 

El NAFTA (North American Free Trade Agreement) o Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es una zona de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México. El tratado permite reducir los costos para promover el intercambio de bienes entre los tres países. En este tratado se tienen en cuenta temas como, barreras aduaneras, reducción de restricciones al comercio de productos y agricultura, propiedad intelectual e inversión.

Recientemente, y más específicamente el día de ayer 27/08/2018, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien consideraba que este tratado era un desastre, anunció que ese país y México habían llegado a un acuerdo que pondría fin al NAFTA para ser reemplazado por un pacto más favorable para Washington y que más adelante podría sumarse Canadá.

Esta medida se hace efectiva, ya que, Trump había manifestado anteriormente que este tratado era perjudicial para su economía, y en particular los trabajadores, porque había alentado a los grandes productores estadounidenses a dejar su país y trasladarse hacia México para abaratar sus costes de producción.
La noticia inmediatamente saltó a la luz pública e incrementó la popularidad del presidente Trump al elevar la bandera del proteccionismo de la mano de obra y producción en su país.

Canadá por otra parte, no quedó claro cuál iba a ser su nuevo rol en este nuevo acuerdo, sin embargo Trump admitió que se comunicará con Justin Trudeau, primer ministro canadiense para tomar las respectivas medidas.

Para este nuevo acuerdo, lo que sí es claro es que de momento sólo se ha tocado de manera muy general, ya que, aún no se han establecido cuotas, restricciones ni tarifas al comercio entre ambos países. Únicamente y de manera muy superficial se ha hablado de la caducidad de este acuerdo, el cual inicialmente Trump quería que fuera por periodos de 5 años, sin embargo se pactó que será en periodos de 16 años. Este acuerdo se debe cerrar oficialmente antes que termine este mes de agosto para poder cumplir con los plazos establecidos, por lo cual muy seguramente en las próximas horas tendremos noticias al respecto.

Finalmente, esto deja ver una vez más el poderío que tiene el imperio estadounidense y su presidente, buscando más la protección de su país, impulsando y reactivando de esta manera la economía, ya que, favorecerá la producción local y por ende el desarrollo y evolución del empleo; lo cual para Donald Trump será muy seguramente una victoria bastante dulce de saborear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *